domingo, 21 de diciembre de 2014

DECORACIÓN DE NAVIDAD EN MI CASA



Si  hay algo con lo que disfruto como una enana en Navidad es con la decoración de la casa...



 Todos los años incorporo algo nuevo, hace ilusión ir poco a poco.
 Este año le ha tocado al árbol con esas bolas de cristal de CASA que les tenía echado el ojo desde hace mucho. 
Hoy os enseño algunos rincones de mi casa en los que predomina el rojo, blanco y dorado: los colores sin duda con los que identificamos estas fechas tan entrañables. Fechas para acordarnos de los que no están y para disfrutar de los que si están. 
Besitos y Felices Fiestas de corazón.





Y para decorar la mesa me gusta introducir algún elemento natural: con unas simples hojas secas o unas piñas pintadas con un spray dorado conseguirás dar un toque muy personal a tu mesa:


                   Bandejas LIVING: CASA
 Portavelas blanco de estrellas: CASA
    Poratavelas múltiple negro: IKEA
                                      Bolas árbol: CASA (2014)
                                             Servilletas: PRIMARK  (2014)
                      Corazones de tela y fieltro: PRIMARK  (2014)
               Bajoplatos dorados: CASA
                               Papa Noel Blanco: El Corte Inglés
                   Camino de mesa: CASA
                                  Cojín Corazón: IKEA  (2014)

4 comentarios:

  1. Preciosa decoracion navideña Rosa me ha gustado muchisimo y los detalles de la mesa, ideal .
    Besos guapa .

    ResponderEliminar
  2. A mi también me encanta la decoración navideña y disfruto mucho con ella. Lo tienes todo precioso Rosa! Un besazo.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Es precioso todo, Rosa, me encantan todos los detalles.
    Besitos
    http://desedayrosa.blogspot.com.es/2014/12/hola-corazones-fin-de-semana-muy.html

    ResponderEliminar

Cuando era adolescente y no existía internet, ni los móviles,... esperaba ansiosa las cartas de mis amigas que me llegaban por correo durante las vacaciones de verano. Y cada vez que abría el buzón y había una nueva carta la alegría era inmensa.
Lo mismo me ocurre ahora con vuestros comentarios. Cuando abro mi blog y veo un comentario nuevo es como un regalo, una carta nueva, impaciente por leer...
Besos a todas y muchísimas gracias por vuestros comentarios siempre benévolos.