miércoles, 8 de julio de 2015

ATARDECER


Hola!!!!
Qué ganas tenía de estrenar este vestido blanco, tan lady, me lo compré sin probármelo (una talla mas de la mía, pero es que era el último...;)) pero es que estaba segura de que me iba a encantar como quedaría
Y así ha sido, así que en cuanto he tenido ocasión lo he estrenado. Las fotos las hicimos al anochecer, hay poca luz pero tienen su encanto, ¿verdad?


Como no quería ir demasiado formal (este vestido pide a gritos unos salones con un buen tacón) lo coordiné con unas sandalias de tacón con suela de corcho para restarle seriedad  al look. Me encantan estas mezclas de cosas formales con otras no tanto... que no parezca que vamos siempre a ir a
una Comunión o a una boda...jeje
Os dejo con las fotitos. Feliz miércoles
Besos



Vestido: H&M
   Sandalias: Mary Paz
                  Bolso: MIS DETALLES



7 comentarios:

  1. Precioso vestido, Rosa, me gusta mucho. Es elegante y sencillo en el patrón. Te ves maravillosa con él y las fotos del atardecer ayudan a destacarlo. El tejido es una maravilla.

    ResponderEliminar
  2. Es un vestido precioso, y el detalle del tirante cruzado en la espalda me fascina.
    Te ha quedado un look muy romántico y nada " puesto" gracias a las sandalias que como bien dices le restan seriedad.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ohhhh que monada de vestido rosa, son de esos que a mi no me pasan desapercibidos, me encanta el corte que tiene!!!!
    las fotos al atardecer son preciosas!!!
    un besito

    LA HUELLA DE MIS TACONES

    ResponderEliminar
  4. GUAPA, GUAPA, GUAPA!!! Ole mi niña, que me gusta tu look de hoy :)
    Besos!

    Miriam M. M.
    http://Www.JustForRealGirls.com

    ResponderEliminar
  5. Hola Rosa!!!!!!, me encanta el vestido y cómo te queda, !!!muy guapa!!!!. Saludos. Rosa.

    ResponderEliminar
  6. Estás guapísima con ese vestido, Rosa!!! Las fotos son una maravilla...
    Un beso
    http://cocoolook.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Cuando era adolescente y no existía internet, ni los móviles,... esperaba ansiosa las cartas de mis amigas que me llegaban por correo durante las vacaciones de verano. Y cada vez que abría el buzón y había una nueva carta la alegría era inmensa.
Lo mismo me ocurre ahora con vuestros comentarios. Cuando abro mi blog y veo un comentario nuevo es como un regalo, una carta nueva, impaciente por leer...
Besos a todas y muchísimas gracias por vuestros comentarios siempre benévolos.